Convero1Los órganos judiciales dan otro duro golpe a las aspiraciones del Gobierno de abaratar el salario para dar cumplimiento a las exigencias tanto de empresas como de la Unión Europea.

La sentencia ha sido dictada por la Audiencia Nacional gracias a la demanda interpuesta por el Sindicatos de pilotos  SEPLA contra la decisión de la compañia Air Nostrum que consideró que dejaba de estar vigente el Convenio colectivo si concluida la duración de un año de la ultraactividad no se hubiera firmado otro nuevo, pese a que dicho convenio incluía una cláusula que establecía la prórroga del convenio colectivo mientras no existiera uno nuevo.

Air Nostrum justificaba su postura de muerte del convenio en la propia modificación introducida por la reforma laboral que considera que si pasado el año de ultraactividad no hay acuerdo el convenio pierde su vigencia.

La argumentación dada por la Audiencia Nacional, en contra del fin de la ultraactividad marcada por la reforma laboral trascurrido un año, se basa en que si del convenio colectivo se desprende la voluntad de las partes que lo firmaron de prorrogar su vigencia mientras no se firme uno nuevo, la finalización del año de ultraactividad no impide que el convenio denunciado siga vigente hasta que se apruebe uno nuevo.

Sin duda el poder judicial se está convirtiendo en enemigo del Gobierno y de la tendencia que desde el exterior se nos quiere imponer como modelo de Estado y de forma de entender el mercado laboral.

Como venimos insistiendo desde Laborser en anteriores artículos sobre la ultraactividad y otras cuestiones laborales, el poder judicial es actualmente el único poder del Estado que puede garantizar los derechos laborales de los trabajadores.

Para ver la sentencia completa de la Audiencia Nacional, os dejamos el enlace:  Pincha aquí.

Laborser

{lang: 'es'}
Si te gustó la noticia, ¡Compártela!
    ¿Te gustaría recibir en tu email las nuevas noticias de laborser? Pincha aquí para suscribirte!