Reciente sentencia del Tribunal Supremo establece límites a la hora de poder despedir a trabajadores que en ese momento forman parte de un ERTE (ERE de suspensión o reducción de jornada temporal).

La sentencia del Alto Tribunal viene motivada por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que respaldó la decisión de una empresa de despedir a trabajadores incursos en un proceso de ERTE.

HECHOS

En Marzo de 2009 la empresa tuvo la autorización de la Delegación Provincial de Empleo para realizar una suspensión de contrato mediante ERTE a 13 trabajadores. Posteriormente se autorizó una prórroga de otros 180 días de suspensión hasta Marzo de 2011.

En Diciembre de 2010, 3 de los 13 trabajadores en ERTE fueron despedidos mediante extinción de contrato por causas objetivas, concretamente alegando razones económicas y productivas. La empresa toma la decisión debido a la mala situación contable y financiera que atraviesa.

RESPUESTA DEL TRIBUNAL SUPREMO

El Alto Tribunal considera nulo el despido de los trabajadores, cuyo contrato se encontraba suspendido por ERTE desde 2009, alegando que no se puede aducir las mismas circunstancias por las que se inició el ERTE para proceder a despedir a trabajadores que están inmersos en el mismo.

Anuncio cursos azul AF05Condena así a la empresa a readmitir a los trabajadores despedidos y abonarles los salarios de tramitación.

Destacamos de la sentencias estas dos afirmaciones del Tribunal Supremo:

“Las causas -económicas y productivas- son las mismas, no concurriendo tampoco un cambio sustancial y relevante de las circunstancias sobre las que se fundamentó la autorización de suspensión. Así viene a admitirlo la sentencia recurrida, cuando expresamente dice que, “….la empresa no ha mejorado, sino que sigue manteniendo altas pérdidas y descenso en el volumen de negocio…”.O dicho de otra manera, la situación de la empresa, sigue siendo la misma -no ha mejorado, pero tampoco ha empeorado- que la existente en la fecha de la repetida autorización suspensiva de las relaciones contractuales de un grupo de trabajadores, entre ellos, el demandante”.

“La decisión extintiva tomada por la empresa dentro del período de suspensión de los contratos de trabajo, sin causa suficiente, implica, a juicio de la Sala, el ejercicio de un derecho de forma contraria a la buena fe, quebrantando la confianza suscitada en los trabajadores afectados por los propios actos de la empresa, e incurriendo en un abuso de derecho”.

Será por tanto nulo el despido de trabajadores que estén en ERTE cuando las razones que se aleguen para hacer los despidos sean similares a las que motivó el ERTE y sin que se haya producido un cambio sustancial en la situación de la empresa.

Esta información forma parte del Curso Laboral Online AF05: Extinción de contrato, tipos, finiquito e indemnización exclusivo para la clase trabajadora con el fin de saber sus derechos laborales, como hacerlos valer y no ser engañados por las empresas.

No dejes que te engañen, fórmate.

Anuncio-solicitud
Laborser

{lang: 'es'}
Si te gustó la noticia, ¡Compártela!
    ¿Te gustaría recibir en tu email las nuevas noticias de laborser? Pincha aquí para suscribirte!